VIDA A BORDO

No se requiere experiencia previa

Al embarcar serás uno más a participar en las maniobras, manejar las velas y el timón, llevar la navegación en la carta, y muchas cosas más. La tripulación permanente te enseñará durante la travesía técnicas de maniobra, manejo del timón, teoría de la vela, nudos, vocabulario náutico...porque navegar con la goleta es un trabajo de equipo. No esperamos que tengas experiencia previa de navegación, nuestra tripulación te irá enseñando cómo hacer las cosas abordo.

Tómate la navegación como una ruptura de la rutina. Olvida el teléfono, internet, la televisión…Descubre de cuántas cosas se puede hablar, aprender y enseñar con tus acompañantes en la travesía. Disfruta de la mar y sus infinitos colores.

 Trabajo en equipo

Tan pronto embarques te darás cuenta que la goleta navega gracias al trabajo en equipo. La navegación continuada requiere –por el reducido espacio disponible- un orden, una disciplina y una forma de hacer las cosas para garanticen el bienestar y la seguridad de todos los tripulantes. Para realizar todo esto se realiza una distribución de tareas para el día a día a bordo, para las que es muy importante contar con una buena disposición.

El manejo de las velas requiere el trabajo de varias personas. Hay decenas de cabos por todas partes, con diferentes colores, nombres y funciones.  Enseguida los manejarás con total soltura. Pero abordo también hay que limpiar las zonas comunes, cocinar…

A bordo, el capitán o, en su defecto, el oficial al mando, es la máxima autoridad y debe ser respetado como tal por el resto de los tripulantes. Tu seguridad y la del resto de la tripulación dependen de ellos y no admitirán conductas a bordo que la pongan en peligro.    

Acomodación    

La goleta está preparada para navegar durante varios días seguidos. Los dos puntos centrales de la vida social abordo son la bañera en el exterior, y el salón-comedor en el interior. En la zona de popa en cubierta hay dos grandes bancos en los que la lectura y las tertulias son diarias. Los camarotes (uno de cinco plazas, otro de tres y uno de dos, además del de la tripulación permanente) disponen de cómodas literas en las que puedes descansar acunado por las olas. Dos baños completos, a proa y popa, cubrirán tus necesidades higiénicas mientras estés embarcado.

Comida y bebida a bordo

En la mar es importantísimo comer y beber bien, manteniendo una dieta sana y equilibrada. Dicen que todo marino lleva un cocinero en potencia en su interior, y nuestros patrones y segundos resultan ser unos excelentes cocineros, con una rara habilidad para sorprender con los menús.

Recuerda que muchos alimentos tienen trazas de huevo, gluten, lácteos o de frutos secos, así que si eres alérgico o intolerante a algún alimento, háznoslo saber con tiempo.

Fumar a bordo

En principio, no hay problema para fumar en cubierta, preferiblemente en el lado de sotavento. En el interior de la goleta durante la navegación, no estará permitido.

2015 © CREOWEBS. Diseñamos y creamos